Volantes

Además del amplio abanico de soluciones pensadas para la accesibilidad en el transporte, tanto público como privado, derivadas de rampas, de asientos, de elevadores y de grúas para cargar, nada mejor que pasar al siguiente nivel. Es decir, que una persona discapacitada pruebe a conducir su propio vehículo. Siempre dependiendo del grado de movilidad, existen diversas soluciones técnicas para lograr que aquellos usuarios con movilidad reducida o discapacitadas puedan pasar de pasajero a conductor. Sin ir más lejos, los volantes adaptados permiten una autonomía plena en la conducción.

Siempre teniendo presente el grado de movilidad de cada persona, en Todoservicio podremos determinar qué tipo de solución es la necesaria. En realidad no existe ningún tipo de solución única, ideal para todas las personas. Por ello, en Todoservicio comercializamos adaptaciones individuales y personalizadas. Nos encargamos de realizar la adaptación de cada vehículo gracias a nuestra sólida experiencia en el sector de las soluciones personalizadas para una vida más cómoda. Nuestra experiencia nos ha otorgado un elevado grado de empatía, capaz de  encontrar la solución idónea para cada usuario en cuánto a la conducción autónoma.  Concretamente en el caso de los volantes adaptados, desde Todoservicio destacamos tres tipos de soluciones: los aceleradores de aro, el acelerador de volante y el acelerador de puño, del estilo de las motos.

Un volante diferente para cada persona discapacitada

Los volantes con aceleradores de aro se basan en un aro con un diámetro ligeramente inferior al del volante, y que se encuentra conectado a éste por la parte superior o inferior, según las preferencias de cada usuario. Se trata de una adaptación muy cómoda para el conductor, la cual le permitirá a cualquier persona discapacitada mover el coche de una forma controlada y sin grandes esfuerzos, aunque requieran de un pedal para la conducción.

Además, los aceleradores de aro son unas de las adaptaciones más comunes dentro de las soluciones para la conducción. Al poder ser instalados en prácticamente todos los vehículos particulares y furgonetas, se trata de una solución muy demanda, y de instalación rápida y segura.

Muy parecidos a los volantes con aceleradores de aro, los aceleradores de volante se apoyan de una palanca situada justo al lado del volante, también con palanca de freno, controlando de este modo, y fácilmente, la velocidad del vehículo. De sencillo uso, este tipo de soluciones son realmente ergonómicas, favoreciendo una conducción suave y de enorme control.

También destacan por su doble uso como acelerador y freno los aceleradores de puño “tipo moto” A diferencia de los dos anteriores, este acelerador de volante para coches integra las dos opciones anteriores. Requiere de cierta práctica y técnica en su utilización, pero su funcionamiento es realmente sencillo: girar para acelerar y estirar para frenar. Por otro lado, esta solución para volantes puede ser instalada en el lado izquierdo o derecho del volante, logrando una adaptación idónea a las necesidades de cada usuario.

Nos gustaría conocer el vehículo que necesita un nuevo volante para lograr adaptar el coche a las necesidades de una persona con problemas de movilidad, cubriendo todas sus necesidades para una conducción autónoma. De este modo, podremos aconsejaros acerca de la mejor solución en adaptabilidad para vuestro caso.