Naturaleza sin barreras en la provincia Huesca

¿Está preparada la provincia de Huesca para practicar senderismo accesible? La iniciativa “Senderos para todos” de la Diputación de Huesca pretende acercar espacios naturales y miradores a personas discapacitadas o con movilidad reducida.

Hasta la fecha, siete son los senderos y los miradores accesibles en Huesca:

– Senderos accesibles en el Parque Natural de los Cañones y Sierra de Guara.

Cercano a Barbastro, el Parque Nacional de la Sierra de Guara es uno de los lugares de nuestra provincia comprometido con el turismo accesible y con diferentes infraestructuras adaptadas a las personas con discapacidad. Concretamente, recomendamos el Sendero Accesible de La Tamara, el Sendero Accesible del Vero, el Sendero de La Encina Milenaria en la Sierra de Guara, el Centro de Interpretación del Parque Natural de los Cañones y la Sierra de Guara (Bierge), el Observatorio Sta. Cilia de Panzano, el Mirador de Calcón, el Sendero y Mirador de Vadiello y el Centro Interpretación de Arguis.

– Mirador de Castanesa, en La Jacetania.

Concretamente entre Castiello de Jaca y Villanúa. Dispone de acceso rodado asfaltado hasta la misma explanada.

– Aratorés, en Castiello de Jaca.

Allí podréis hacer una excursión hasta el Mirador de Aratorés, con paneles adaptados. El espacio además cuenta con bancos, zona de aparcamiento y también sombras donde descansar. Se encuentra en pleno valle del Aragón, entre Villanúa y Castiello de Jaca, con la Collarada como telón de fondo.

– San Quílez, en Binéfar.

Podréis disfrutar de unas magníficas vistas a la literanas y en el horizonte picos tan espectaculares como el Turbón.

– Siresa, en el vallde del Aragón Subordán.

Un fantástico mirador hacia el norte (Peña Forca y el desfiladero de la Boca del Infierno), y hacia el este (valle del Aragón Subordán). Disponéis de acceso rodado asfaltado hasta la misma explanada: en la carretera HU-V 2131 de acceso a Oza, justo pasada la población de Siresa.

– El Cornato, en Bielsa.

A 4,5 kilómetros de Bielsa se encuentra el sendero de El Cornato, un recorrido accesible junto al río Cinca. Allí atravesaréis un bosque de abetos y pinos de más de 100 años. La ruta, circular, y transcurre a lo largo de 700 metros. El pavimento es de zahorras y a lo largo del mismo hay un zócalo guía. Además, encontraréis hasta diez paradas de interpretación de la naturaleza, con información sobre los árboles de la zona.

– Santa Elena, entre Sallent de Gállego y Bielsa.

En Biescas, concretamente en la carretera a Sallent de Gállego. Allí se ha aprovechado un antiguo canal hidroeléctrico para desarrollar un sendero de ida y vuelta que suma un total de 1,5 kilómetros. El pavimento, de hormigón, dispone de bancos, 11 paneles de interpretación y mesas adaptadas de madera de pino melis. Un lugar precioso en pleno bosque con barrancos y diferentes zonas de sombra.

Todos estos senderos están preparados para personas con algún tipo de discapacidad. Pero no es suficiente. Colectivos que luchamos por conseguir más igualdad en el medio natural nos encantaría disfrutar de otras alternativas que permitan que todos aprovechemos por igual la pasión por el senderismo y la naturaleza.

¿Y tú? ¿Qué opinas de los senderos accesibles?