La vida es lo que te pasa mientras estás ocupado haciendo otros planes”

 

Esta estrofa de John Lennon, el famoso músico de The  Beatles, en la canción Beautiful Boy, es una gran frase llena de realismo.

Todos somos testigos en primera persona de ésta realidad, podemos orientar nuestros esfuerzos hacia un objetivo concreto, pero a veces lo vivido no es lo esperado.

Por que comento esto, pues en nuestra vida  a veces vivimos situaciones que nos cambian la vida, accidentes, enfermedad  o la misma edad a la medida que añadimos años, nos cambia la manera de afrontar el futuro. Vamos descubriendo que las pequeñas cosas que antes ni contemplábamos nos van obligando a buscar soluciones.

Nuestro hogar se puede convertir en un ambiente hostil que nos complica el día a día, el cuarto de baño está lleno de obstáculos y barreras, la cocina es incómoda y hasta peligrosa, las escaleras que antes eran casi un ejercicio ahora son una verdadera muralla. Pero no queremos abandonar nuestro hogar, nuestra independencia, nuestro entorno, es nuestro refugio y donde hemos sido y seguiremos siendo felices.

Por eso debemos hacer algo, hacer cambios que están a nuestro alcance para adaptar las nuevas condiciones a la realidad. No hace falta  salir de nuestro hogar, solo cambiarlo y adaptarlo  para que siga siéndolo.

Este es el motivo de éste blog, estudiar juntos los problemas que se van produciendo y buscar las mejores soluciones, con criterios lógicos y la mejor relación calidad-precio.

 

Empecemos por la entrada al edificio, sin entrar en toda la normativa extensa y bien detallada, podemos hablar de las normas básicas y generales.

Si se puede instalar una rampa fija debemos contemplar las siguientes premisas.

La pendiente de las rampas  se determina por un valor en  tanto por %.

Por cada metro que  son 100 cms en horizontal, corresponde una altura máxima en centímetros igual al valor del porcentaje.

Las rampas tendrán una pendiente máxima del 12 %, excepto las pertenecientes a itinerarios accesibles que tienen éstas características:

Hasta 3 mts en horizontal la pendiente máxima será del 10%. Máximo 30 cms.

De 3 a 6 metros en horizontal la pendiente máxima será del 8%. Máximo 48 cms.

De 6 metros hasta 9 metros en horizontal podemos llegar al 6%. Máximo 54 cms.

Si la rampa fuera muy larga más de 9 metros se debe contemplar una meseta plana de unos 1.5 metros aproximadamente  para facilitar el descanso .La rampa se señalizaran para su localización por contrate cromático o de textura.

Debe contemplarse la altura desde la rampa al techo que debemos intentar que sea como mínimo 2,20 mts, o en su defecto proteger y marcar la menor altura.

Se debe instalar un pasamano al menos en un lado, si la rampa salva una altura de más de 55 cm y cuya pendiente sea mayor o igual al 6%. Si la rampa pertenece a un itinerario accesible  la pendiente es mayor o igual al 6% y salva una altura de 18,5 cm, dispondrá de pasamanos a ambos lados en todo el recorrido incluso mesetas, si la longitud es mayor de 3ms, los pasamanos se prolongarán horizontalmente 30 cm en los extremos. En los extremos libres se colocaran unos zócalos de 10 cm de altura como mínimo.

Además la iluminación debe ser de 300 luxes como nivel garantizado y un mínimo de de 150 luxes. Esto quiere decir que en caso de una persona con deficiencia visual se puede ajustar mediante un mecanismo al valor garantizado.

Si no es posible una rampa debemos contemplar una silla salva escalera, una plataforma o un ascensor, siempre serán mecanismos adaptados a la movilidad reducida y según normativa.

Ver BOE (Nº61) 11 Marzo 2010, para mayor información y detalle.