Las reformas en la vivienda para la  accesibilidad, son todas las actuaciones para convertir el hogar en un entorno amable y facilitar al máximo el uso a todas las personas.

En el hogar de una persona con problemas de movilidad, se deben eliminar o minimizar todas las barreras que impiden o dificultan el buen uso.

Para ello si es necesario se deben realizar las reformas de albañilería (anchura espacios, solución desniveles, etc.), la adecuación de puertas (apertura, medidas, facilidad de uso, etc.) para adaptar el entorno a las necesidades.

No hay que olvidar que la mejora de la accesibilidad , también aumenta la comodidad y la facilidad de uso a toda la familia,creando un entorno amigable y practico.

El aseo es una de las áreas que se merece un estudio a fondo empleando las mejores soluciones, para que cualquier persona sea lo más autónoma posible, o la ayuda necesaria sea lo más efectiva posible.

Las medidas del recinto,la ubicación de los sanitarios, el plato de ducha fabricado con material antideslizante, la mampara adecuada al usuario y su forma de desplazamiento, el estudio de la ergonomía para efectuar el trabajo del cuidador, si se necesita.

Requiere soluciones específicas que no reúne completamente una instalación convencional.

Esto se consigue sin olvidar la estética y el buen gusto de la decoración , creando una zona agradable y funcional usando los mejores materiales y acabados necesarios.

La cocina es una pieza clave que debe diseñarse específicamente, cambiando el concepto del uso convencional, adaptando el mobiliario a la altura y necesidades específicas de cada persona. En fin facilitando el uso completo de toda la instalación.

Y como siempre  sin perder de vista la estética y las soluciones decorativas y técnicas más modernas.