accesibilidad

El objetivo de la accesibilidad es conseguir un entorno libre de barreras, facilitando el uso a todas las personas, independientemente de los problemas de movilidad.

Cuando se realiza una acción para mejorar la accesibilidad, la facilidad y comodidad de uso que obtenemos es compartida por todos los usuarios independientemente de su grado de movilidad.

 

La buena accesibilidad es aquella que existe pero pasa desapercibida para la mayoría de los usuarios.

Estos conceptos son aplicados en todos los ámbitos, y en nuestro caso en la vivienda tanto en el acceso como en el interior.

Mediante intervenciones de albañilería, carpintería, elementos mecánicos o ayudas técnicas, se crea un entorno adecuado para todas las personas sea cual sean sus capacidades.

La adaptación de vehículos así como las diferentes soluciones de movilidad, amplia la autonomía de las personas permitiendo desarrollar plenamente todas sus actividades.